¡La ciudad más bonita de Vietnam!

En este post te mostramos que ver y hacer en Hoi An.

El día que llegamos a Hoi An veníamos de Hue. Este día nos despertamos más tarde porque el bus que nos llevaba a esta bella ciudad salía a las 13h aproximadamente. Así que tuvimos tiempo para dar un paseo por la ribera del río Perfume y conocer un poco más de Hue.

Fueron unas 4h aproximadamente en sleeping bus hasta nuestra siguiente ciudad: Hội An. Fue nuestra primera vez en un autobús de este tipo y la verdad que no dormimos pero fue más cómodo que ir sentado.

Al llegar a Hoi An, el bus paró donde el conductor quiso, en una calle cualquiera, así que, junto con otra pareja española que conocimos en el bus, pedimos un Grab que nos llevó a nuestros respectivos hoteles los cuales estaba muy cerca el uno del otro.

Para nuestra estancia en Hoi An decidimos alojarnos en un hotel un poquito mejor que los anteriores: Pho Hoi Riverside Resort (31€/noche aprox.). Teníamos desayuno incluído y piscina con vistas al río Thu Bon.

Como siempre, al llegar al hotel soltamos las mochilas, una duchita y a la calle dispuestos a conocer Hoi An, ya al anochecer.

Hoi An es un pequeño pueblo pesquero que conserva la arquitectura tradicional vietnamita, con esa influencia francesa, japonesa y china que hace que pasear por su centro histórico sea un placer.

Hoi An - Templo Chino

Cuando recorres las callejuelas del barrio histórico o Ancient Town de Hoi An, te das cuenta rápidamente de porqué esta ciudad fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Debido a que pudo librarse de las bombas de la guerra de Vietnam, el centro histórico de Hoi An brilla como en siglos pasados.

Nuestro primer paseo fue por la ribera del río. Atravesamos el mercado callejero que se forma pegado al Central Market y nos dirigimos hacía el Puente Cubierto Japonés (1593). Se trata del monumento más destacado de Hoi An que luce especialmente bello por la noche.

Esta noche fuimos a cenar a un restaurante algo más alejado de las calles más céntricas y fue todo un acierto. Cafe 43, muy barato y muy rica la comida. Es muy recomendable alejarse la los restaurantes más céntricos y que tienen precios mucho más elevados.

Una vez cenados, volvimos a las calles más céntricas las cuales estaban llenas de gente, y es que lo peor de Hoi An es la cantidad de turistas que atrae.

Segundo día en Hoi An

El día empezó genial, con bonitas vistas y desayuno riquisimo.

Pho Hoi Riverside Resort | Buffet Desayuno

Este día tocaba playa. Sería nuestro primer y único día de playa en Vietnam. Alquilamos unas bicicletas justo en frente de nuestro hotel y cruzamos el pueblo hasta llegar a la costa. Deciros que no tiene pérdida y que el tráfico en este pueblo es más tranquilo.

Hay varias playas pero creemos que la más cercana, y la que veis en las siguientes fotos , es la playa de An Bang. Mucho CUIDADO aquí: al acercaros a la playa os irán ofreciendo que dejéis las bicicletas en aparcamientos de bicis y motos porque supuestamente no puedes llegar hasta la arena con ellas. Seguid avanzando hasta llegar a una caseta donde un hombre te dice que efectivamente no se puede pasar con vehículo. Aquí os volverán a asaltar para ofreceros el parking. No les hagáis caso. Nosotros nos bajamos de las bicis y andamos por un calle de tierra hacia la izquierda. Aquí ya no te dicen nada. Hay callejones hacia la playa por donde pasas sin problema y dejas las bicicletas a la vista mientras estáis tumbados en la arena.

Hoi An - Paseo en Bicicleta

Después de tomar un rato el sol y darnos algún baño (no sé si hacía más calor fuera del agua o dentro), nos tomamos unas cervezas en uno de los «chiringuitos» de la playa.

A continuación, cogimos nuestras bicis y salimos a la carretera principal (Lac Long Quan). En lugar de volver por el mismo sitio, giramos a la izquierda y dimos más vuelta. A pesar del calor, el paseo fue bonito y vimos búfalos y paisajes verdes muy bellos.

Al llegar a Hoi An empezó a llover y rápidamente nos resguardamos en un restaurante muy famoso: Bánh Mì Phượng. Una comida que la mayoría de los visitantes desea probar en esta ciudad es “banh mi” – el bocadillo vietnamita de la señora Phuong. Y verdaderamente está muy rico. El lugar está lleno de gente y te sientan en mesas con otras personas. Un lugar muy curioso y recomendable.

Tras la comida, dejamos las bicis y nos fuimos al hotel donde nos duchamos y descansamos un rato, pero no mucho; había que seguir disfrutando de Hoi An.

Recargadas las pilas iniciamos el mismo camino al caer la noche. Y es que cuando llega la noche, comienza el espectáculo. Hoi An se viste de fiesta, saca todos los farolillos de colores a sus puestos y pasear por las callejuelas y por la orilla del río es una chulada.

Hoi An Night Market Farolillos

Os recomendamos hacer el paseo al atardecer, la luz es preciosa, el pueblo comienza a encender sus pequeñas lucecitas y es el momento ideal para soltar una vela (personas a lo largo de la orilla te ofrecen estas velas de papel) en el río y pedir un deseo. También podéis dar un paseo en alguna de las muchas barcas que esperan en las orillas del río a que locales y viajeros suban para dar un romántico paseo.

Hoi An - Paseo nocturno

Nosotros decidimos no montar en barca y nos dirigimos en busca del Night Market o mercadillo nocturno. El lugar es ideal para probar la deliciosa cocina local y ver el ambiente nocturno de la ciudad.

Tercer día en Hoi An

Este tercer día en la ciudad lo dedicamos a ver Hoi An de día. La verdad que estaba mucho más tranquilo, no había tanto movimiento como por la noche. Paseamos por el Central Market donde puedes encontrar de todo. Aprovechamos para comprar algunos souvenirs y algunas falsificaciones a muy buen precio.

Durante nuestro paseo descubrimos un lugar que nos gusto mucho del cual no habíamos oído hablar: Precious Heritage Art Gallery Museum. Museo espectacular que incluye fotografías de primeros planos de personas de las 54 etnias de vietnam y sus trajes tradicionales. Es un sitio ideal para apasionados de la fotografía y los retratos donde aprender más sobre Vietnam. Recomendable 100×100. Eso sí, comprar era algo caro y solo nos llevamos un par de postales, pero había fotografías increíbles.

Precious Heritage Art Gallery Museum - Hoi An
Precious Heritage Art Gallery Museum

Después de comer estuvimos un buen rato de relax en la piscina del hotel hasta la hora de llegada del coche (lo reservamos en la recepción del hotel) que nos llevaría al aeropuerto de Da Nang (380000 Dongs) para volar a nuestro siguiente destino: Hà Nội.

Pho Hoi Riverside Resort | Piscina

Volábamos con Vietjet y unos días antes recibimos un correo electrónico avisando de que nuestro vuelo, que salía a las 20h, se había retrasado a las 23:25. Escribí rápidamente porque esa hora nos parecía demasiado tarde. El trato fue muy bueno y nos dieron un vuelo a las 20:30, con lo cual solo varió 30 minutos nuestra hora prevista. Decir que este vuelo nos costó 37€/persona.

Cuando llegamos a Hanoi eran las 22h aproximadamente, así que cogimos un Grab para ir al hotel en el centro de la ciudad (295000 Dongs) y ¡A descansar!

También te puede gustar:

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *