¡El diluvio universal!

En este post te vamos a contar qué ver y hacer en Hue. Este día despertamos muy temprano en Ho Chi Minh City para volver a coger un bus que nos llevase al aeropuerto donde cogeríamos el vuelo que nos llevaría a nuestro próximo destino en la zona centro de Vietnam: Huế.

Hue · Ciudad Imperial
Hue · Ciudad Imperial

Esperando el bus decidimos utilizar por primera vez la famosa aplicación Grab: el Uber del Sudeste Asiático. Se puede pagar en efectivo (todos nuestros viajes en Grab los pagamos en efectivo) y los precios -en general- son mucho mejores que los que puedes obtener negociando con un taxista.

Nuestro vuelo con la compañía vietnamita de bajo coste Vietjet salió sin retraso a las 8:30 para llegar sin problema a las 9:55 al aeropuerto de Huế donde cogimos un bus que nos llevaría al centro de Huế. Escogimos este vuelo para llegar temprano a Huế y tener tiempo de conocerla, ya que solo teníamos un día para ello.

Nuestro hotel en esta ciudad fue toda una sorpresa ya que estaba genial con una habitación grande con terraza y era baratísimo: Nice Huế Hotel (13€ aprox.). Igual que en Ho Chi Minh City, dejamos las mochilas, nos aseamos un poco y a la calle.

Hue Nice Hue Hotel
Nice Hue Hotel

Como Huế fue capital de Vietnam durante mucho tiempo, se convirtió en hogar de los emperadores de la época. Es por eso que en Huế hay un total de 7 tumbas imperiales al sur de la ciudad y en las cercanías del río Perfume. Seguro que todas merecen la pena, pero a falta de tiempo y sobre todo por el tiempo no pudimos ver ninguna ya que este día nos cayó el diluvio universal.

Lo que sí nos dió tiempo a ver fue la Ciudadela, una ciudad dentro de Huế. El recinto amurallado es enorme y puedes pasar allí bastante tiempo. Nosotros pasamos allí aún más tiempo debido a la lluvia, ya que estuvimos muchos ratos parados esperando a que lloviese con menos intensidad porque parar, no paraba. La entrada a la Ciudadela fue 150000 DONGs (5,90€ aprox.) por persona. En su interior alberga tres recintos: la Ciudad Imperial, la Ciudad Cívica y la Ciudad Púrpura Prohibida. Dentro de estos, podréis ver muchos palacios, templos y residencias.

Hue · Ciudadela
Hue · Ciudadela

No pudimos disfrutar lo que nos hubiese gustado y volvimos al hotel, mojados y un poco frustrados, después de comer en uno de los restaurantes de dentro de la Ciudadela (poco aconsejable). Como consejo deciros que no sirve de nada frustrarse. La lluvia en el sudeste asiático es algo muy común que debéis aceptar para que no os fastidie vuestros días allí. Si os mojáis, no hay problema, es solo agua y no hace frío.

Pasamos toda la tarde relajados en la habitación del hotel viendo como diluviaba. Nunca habíamos visto llover de esa manera durante tanto tiempo.

A parte de la ciudadela y las tumbas, había otro lugar en Huế que nos atraía mucho y no pudimos ir: el parque acuático abandonado. Al suroeste de la ciudad, hay un enorme parque acuático abandonado escondido en la selva. La construcción del parque acuático se suspendió en 2004 después de una inversión de tres millones de dólares. Hoy, este paraíso oculto se ha convertido en toda una atracción turística a pesar de que está prohibido entrar y hay guardias que vigilan.

A las 20h aproximadamente paró de llover y decidimos salir a cenar. Nos apetecía comida que no fuera vietnamita y fuimos a un centro comercial cercano, Vincom Plaza Huế. Nuestra elección fue un italiano que nos supo a gloria. Con la barriga llena volvimos al hotel para descansar.

A la mañana siguiente, después del diluvio del día anterior, tuvimos tiempo de pasear por la ribera del río Perfume y conocer un poco más de Hue, ya que nuestro sleeping bus hacía nuestro siguiente destino, Hoi An, salía a las 1:00 p.m. aproximadamente.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *